edificio con cubierta de pizarra natural

¿Cómo se instala una cubierta tradicional de pizarra natural?

 

A la hora de instalar una cubierta tradicional de pizarra natural, disponemos de dos métodos de fijación de las pizarras: con clavos y con ganchos.

Como podemos ver en el siguiente vídeo, CUPA PIZARRAS muestra el proceso de instalación de una cubierta de pizarra natural marcando con guías verticales y horizontales la línea de colocación sobre los rastreles de madera.

FIJACIÓN CON CLAVOS

Instalación de pizarra con clavoPara hacer una instalación con clavos, primero hay que colocar la pizarra sobre los rastreles y marcar el punto de corte necesario para adaptarla al espacio correspondiente de la cubierta. Se agujerea la pieza manual o mecánicamente por la parte exterior, a unos 20 ó 25 mm de su borde.

A continuación, se fija la pizarra al rastrel con los clavos elegidos para su instalación. Su principal ventaja es que el clavo es invisible, al quedar situado bajo las piezas de pizarra.

El resultado es una cubierta limpia y que se adapta a cualquier diseño arquitectónico.

FIJACIÓN CON GANCHOS

Instalación de pizarra con ganchosEl método tradicional para fijar la pizarra natural a la cubierta son los ganchos de acero inoxidable, de gran resistencia y dureza. Su instalación requiere la superposición de varias piezas de pizarra sobre rastreles horizontales, garantizando totalmente la impermeabilización de la cubierta.

Las pizarras se colocan en líneas horizontales con los bordes juntos. A continuación, se coloca otra fila sobre la primera, desplazada horizontalmente media pizarra y dejando fuera del solape la parte vista de la inferior. Así sucesivamente, hasta conseguir una cubierta de tres capas.