edificio con cubierta de pizarra natural

Entrevista: ¡Marisol y sus dos hijos forman parte del equipo de CUPA PIZARRAS! (Parte I)

22 julio 2016

marisol seleccionadora de pizarra

Marisol Muñoz Gómez lleva nueve años trabajando en CUPA PIZARRAS como seleccionadora y embaladora de pizarra, ¡pero no es la única de su familia en la compañía! Su hija Mari Carmen, (seleccionadora) y su hijo David (labrador) también forman parte de nuestro equipo.

Ante esta particularidad, nos preguntamos si sería algo heredado o sencillamente casualidad. Por eso hemos hablado con cada uno de ellos sobre su experiencia en CUPA PIZARRAS. ¡No te pierdas las tres entrevistas!

Hoy empezamos con Marisol, seleccionadora y embaladora de pizarra en nuestra nave de Arcas I (en San Pedro de Trones, León).


Cuéntanos cómo es tu día a día en el trabajo, ¿en qué consiste?

Me gusta empezar mi día con una buena actitud, porque eso me permite ser más eficiente. Mi trabajo es clasificar cada pizarra en diferentes selecciones. Hay cuatro categorías (R, H, Eco y Heavy) y mi labor consiste en identificar qué pizarras deben ir en cada una de esas selecciones en función de su planitud y espesor.

Una vez clasificadas, las pizarras se cuentan y se embalan en paletas de madera.

proceso de selección de pizarra

¿Qué cualidades y actitudes hacen falta para ser seleccionadora de pizarra?

Es un proceso totalmente manual en el que hay que tener en cuenta muchas cosas: no sólo la parte estética de la pizarra si no también algunos aspectos técnicos. Por eso lo más importante es la práctica y la rapidez. Hay que tener buen ojo y reflejos para seleccionar las pizarras.

Con el paso del tiempo, ¿cómo ha cambiado tu trabajo?

Al ser un trabajo manual, siempre se aprende algo nuevo, se evoluciona a diario. Los formatos de pizarra pueden cambiar cada día, así que eso te permite conocer mejor la piedra y mejorar el proceso de selección.

¿Cómo es la relación con tus compañeros?

Hay bastante compañerismo, nos ayudamos mutuamente y todos tratamos de aprender unos de otros lo máximo posible. Me siento parte de un equipo y eso me hace sentir muy cómoda. Además no hay rivalidades entre nosotros, cada uno viene a dar el 100% de sí mismo.

¿Qué es lo que te hace única?

En realidad no me considero única, pero creo que mi vitalidad y mi fuerza son mis mejores cualidades. Soy una persona muy activa y eso me ayuda a ser más rápida en mi trabajo.

Hemos visto tu lado más profesional, pero como madre, ¿qué sientes al saber que tus dos hijos han seguido tu camino?

Creo que fui yo la que en cierta medida les encaminé a este trabajo. Y me siento muy orgullosa de ellos, no sólo porque estén aquí conmigo, sino por cómo son como personas.

No sé si han heredado de mí sus aptitudes, pero esta profesión tiene mucho que ver con la tradición familiar. Incluso a mí me viene de raíces: mi padre también trabajaba en la pizarra.

¿Cuáles son las ventajas de compartir profesión y empresa? ¿Y las desventajas?

Aunque trabajemos en la misma empresa, ellos están en otra nave y durante la jornada laboral no coincidimos. A menudo comentamos qué tal nos ha ido el día, es algo más que nos une, un tema más de conversación. Pero hasta ahora no hemos encontrado desventajas porque nuestra relación es muy buena.

proceso de selección de la pizarra

¿Te ha gustado la entrevista? En los próximos artículos del blog te explicaremos también la profesión de sus hijos, Mari Carmen y David; y nos contarán cómo han vivido ellos la experiencia de compartir trabajo con su madre.