edificio con cubierta de pizarra natural

Guía práctica para el diseño y la construcción de cubiertas de pizarra natural

 

Diseño y construcción de cubiertas de pizarra.

Diseño y construcción de cubiertas de pizarra. Guía práctica para el desarrollo de los proyectos de arquitectura es el título de la última publicación del Cluster da Pizarra de Galicia, elaborada por el profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Fernando López González-Mesones. Una completa herramienta de trabajo dirigida a profesionales de la arquitectura y la construcción sobre las posibilidades de diseño de la pizarra para cubiertas.

La guía pone en valor las posibilidades estéticas de la pizarra, vinculadas a tres aspectos: el color, la textura y los formatos con los que se fabrican.

"La combinación, por parte de los proyectistas, de todas estas posibilidades de diseño, enriquece, sin duda, el valor estético de un material cuya posición en la cubierta de los edificios, afecta muy positivamente al impacto visual global de los mismos", destaca el profesor López-Mesones.

TEXTURA Y FORMATO DE LA PIZARRA

La textura de la pizarra es importante a la hora de decidir cuál es el producto más adecuado para nuestro proyecto. La pizarra es diferente en función de su nivel de rugosidad como pizarras lisas, de rugosidad media o rugosas. 

Los formatos de pizarra como rectangular, pico pala, rombo, cuadrada o rústica se adaptan a todo tipo de cubiertas como curvas u otras formas singulares.

Pizarra natural CUPA 5

RESISTENCIA DE LA PIZARRA

"Las pizarras españolas presentan, en general, una vida útil altamente satisfactoria", resalta López-Mesones en la publicación.

Se trata, por un lado, de una pizarra con grandes prestaciones funcionales a la hora de garantizar la estanqueidad de la cubierta durante mucho tiempo y, por otro lado, se adapta totalmente a la normativa europea de instalación de cubiertas.

Las características físicas de la pizarra natural garantizan una elevada resistencia a la flexión, un valor "difícilmente alcanzable por ninguna otra piedra de las que se utilizan como material de construcción", indica el profesor en la guía.

ESQUISTOSIDAD DE LA PIZARRA

A esto se une la conocida como "esquistosidad" que garantiza que la pizarra en la cubierta no sufra "lajados" una vez colocada. De ahí su excelente comportamiento en climas fríos y húmedos.

Según un estudio realizado en la Fundación Centro Tecnológico de la Pizarra sobre la durabilidad de las pizarras en condiciones más estrictas que las marcadas en la normativa europea, la pizarra natural ha obtenido "unos resultados satisfactorios en aspectos como el comportamiento al hielo, a los cambios térmicos o a la acción del SO2".

Puedes descargarte la guía sobre Diseño y construcción de cubiertas de pizarra en la web del Clúster da Pizarra.