edificio con cubierta de pizarra natural

La verdadera sostenibilidad en los productos de construcción

13 abril 2018

vivenda sostenible con cubiertas de pizarra

Isabel Férnandez 

arquitectura-sostenible.es.

Hoy, sin duda, se está imponiendo el concepto de la sostenibilidad en la edificación y, al calor de ello, se está creando una tendencia publicitaria que consiste en incluir en los productos de construcción el apellido de sostenible, ecológico, verde o términos similares.

Si a lo anterior unimos el hecho de que hay materiales que en su fabricación producen elevadas emisiones de CO2 pero que, una vez fabricados contribuyen de forma eficaz a aumentar el ahorro energético del edificio, (y eso es lo que anuncian), el conflicto y la falta de información a la hora de decidir sobre uno u otro material no es pequeño.

Por ello, y porque un material de construcción puede alcanzar distintos grados de sostenibilidad, me parece oportuno que nos preguntemos cuáles son los requisitos básicos para que un producto pueda tener el calificativo de 100% sostenible.

REQUISITOS DE LOS MATERIALES SOSTENIBLES

Desde mi punto de vista hay principalmente tres:

  1. El primero es que sea un material que proceda de la naturaleza. Este primer filtro es fácil de conocer ya que se tratará de un material con el que se ha construido desde el inicio de los tiempos como la madera, la piedra, el corcho, etc.

    fachada ventilada en pizarra natural

  2. El segundo requisito es que, en todo el ciclo de vida del producto, es decir, desde que se fabrica y se coloca en el edificio hasta que termina su vida útil, provoque el mínimo impacto sobre la salud humana y la calidad del ecosistema, es decir, que sea saludable para las personas y respetuoso con el medioambiente. Aquí tienen especial relevancia los consumos de energía y agua consumidos durante su proceso de fabricación.

  3. El tercer requisito esencial es la durabilidad, ya que ello permitirá una buena gestión de los recursos escasos y, además, en la mayoría de los materiales que tienen esta característica como la piedra natural, se da el hecho de que cuando termina su vida útil son totalmente reciclables o incluso pueden llegar a tener una segunda vida en otra edificación.

Realmente, cuando buscamos materiales que reúnan estos tres requisitos, no encontramos muchos distintos de aquellos utilizados por el hombre desde la prehistoria como la madera y la piedra. Además, y centrándonos en esta última, podríamos destacar otras características que le dan un extraordinario valor añadido.

casa con tejado solar en pirineos franceses

No obstante, y dado que todas las piedras naturales no se comportan de igual manera, ya que sus características dependen de su composición geológica, me voy a referir en exclusiva a la pizarra ya que, además de reunir las tres características básicas para ser un material de construcción 100% sostenible, tiene otras propiedades que la hacen única. Entre ellas, destacaría su elevada inercia térmica, su mínimo coeficiente de absorción y su excelente flexión que le permite soportar importantes pesos con espesores mínimos (0,3-0,6 mm).

Sin lugar a dudas, las propiedades antedichas hacen de este material un extraordinario recurso constructivo para contribuir a una construcción sostenible y eficiente.

Finalmente, me gustaría insistir en el hecho de la falta de rigor de determinadas campañas publicitarias que exponen algunas marcas comerciales como sostenibles sin serlo en absoluto. Por ello, los profesionales y consumidores debemos exigir a los fabricantes los estudios que demuestren esas características como la Declaración Ambiental del Producto, DAP (del inglés, Environmental Product Declaration, EPD).