PROCESO PRODUCTIVO

YACIMIENTO

El proceso de explotación arranca una vez finalizados los estudios geológicos, mineros y geotécnicos, así como los trabajos de prospección y ensayos sobre muestras, que permiten precisar la calidad de la pizarra y el potencial de las reservas del yacimiento.

Existen dos sistemas de explotación: cantera a cielo abierto o minería de interior. A lo largo de la vida de la explotación, se ejecutan regularmente estudios y ensayos con el fin de preparar la cantera para el futuro y asegurar una producción continua y estable de pizarra de alta calidad.

EXTRACCIÓN

Tras realizar las operaciones de desmonte, comienza la extracción del producto. La pizarra se extrae en grandes bloques que son cortados con hilo de diamante. Posteriormente, los bloques son transportados en camión hasta la nave de transformación de la cantera.

Durante todo el proceso de extracción y transformación del producto, el agua se utiliza como refrigerante y como material base para el arrastre de ripios. Esta agua se recicla y se depura, en circuito cerrado, para evitar el derroche de un recurso tan preciado.

TRANSFORMACIÓN

En la nave de transformación, la pizarra pasa por 3 fases antes de ser embalada:
SERRADO. En las naves, los grandes bloques de pizarra extraídos en cantera se sierran en diferentes tamaños, en función de las dimensiones de la pizarra que se vaya a producir.

LABRADO. Posteriormente, y de modo totalmente artesanal, los labradores exfolian en láminas cada bloque, tratando rigurosamente cada una de las piezas. El agua permite que los bloques no se sequen, facilitando la exfoliación y disminuyendo las pérdidas.

BISELADO. Finalmente, se realiza el biselado de los cantos de cada pieza para facilitar el deslizamiento del agua por la pizarra, una vez colocada en la cubierta.

EMBALAJE

Tras su clasificación, las pizarras se contabilizan y embalan en paletas de madera para su almacenamiento y posterior entrega.

En cada paleta se coloca una etiqueta donde se indica la descripción de la pizarra (cantera y nave de origen, formato, espesor, etc.); así como el nombre del responsable de la selección.

ALMACÉN Y CARGA

El mismo día de su embalaje, las paletas se envían al almacén central de CUPA PIZARRAS donde se les asigna una nueva etiqueta con un código de barras que asegurará la trazabilidad de cada pieza, desde su origen hasta su destino final.

Se trata de una personalización única que permite la identificación clara y precisa de cada paleta: resultados de tests y ensayos realizados, nombre de la cantera, tamaño y modelo de la pizarra, número de piezas, etc.

MEDIOAMBIENTE

La elaboración de las piezas de pizarra natural se compone exclusivamente de procesos mecánicos, por lo que no se genera ningún residuo químico. Los desechos que van a la escombrera son totalmente naturales; se trata únicamente del mineral inútil que había sido extraído de la montaña.

CUPA PIZARRAS recupera el paisaje original mediante hidrosiembras de plantas autóctonas. Todo este proceso estás supervisado y aprobado por los organismos medioambientales competentes.