FAQs

Cuestiones generales

¿Cuál es la vida útil de una pizarra natural?

La pizarra natural es el material para cubiertas con la mayor durabilidad del mercado. La geóloga británica J. A. Walsh ha demostrado que la vida de una pizarra CUPA supera los 100 años. Un estudio realizado en exteriores y en laboratorio ha permitido a J. A. Walsh exponer a distintas condiciones climáticas nuestras pizarras (incluyendo la CUPA 3). Extrapolando los resultados obtenidos, la geóloga ha constatado una vida útil de la pizarra superior a un siglo.

¿Cómo obtener el certificado de autenticidad CUPA?

Los certificados de autenticidad son enviados exclusivamente a nuestros distribuidores. Son estos los responsables de transmitírselo a los colocadores. Los propietarios (incluyendo los particulares) deberán pedírselo a su instalador de cubierta. Este se encargará de presentar una solicitud a través de su negocio.

¿Cuál es la resistencia al fuego de una pizarra natural?

Los fabricantes deben indicar la reacción al fuego de sus materiales, según una clasificación proporcionado en la norma europea EN 13501-1. Para las pizarras CUPA, esta clasificación es A1 (óptima), es decir, incombustible. En comparación, los fabricantes de pizarras falsas de fibrocemento señalan, en su mayoría, una clasificación A2, es decir, simplemente “no inflamable”.

¿De dónde procede la pizarra natural?

Durante las eras geológicas (Paleozoica), se formaron depósitos de lodo en el lecho marino en capas superpuestas de tres grandes espesores. Las presiones y elevadas temperaturas a las que son sometidos en la corteza terrestre, modifican esta arcilla y las fuerzas de compresión le confieren esta propiedad importante que es la fisibilidad o esquistosidad. Gracias a esta textura obtenida por metamorfismo y orientación de los microelementos, la pizarra se puede fragmentar en finas láminas.

Cuestiones técnicas

¿Cuál es la tolerancia de planicidad de una pizarra?

La norma EN 12329-1 establece las tolerancias de planicidad siguientes: Pizarra muy fina: 0.9%.L Pizarra fina: 1%.L Pizarra normal: 1.5%.L Pizarra rugosa: 2%.L La Marca Genérica NF diferencia las siguientes tolerancias: Pizarra lisa: 1%.L Pizarra normal : 1.5%.L Pizarra rugosa: 1.5%.L

¿Cómo saber el peso de una pizarra natural y deducir el peso de una cubierta por metro cuadrado?

Para saber el peso de una pizarra, se debe multiplicar su volumen por su densidad, estimando una densidad de 2,8 gramos por centímetro cúbico de media para la mayoría de nuestras pizarras. Ejemplo de un formato rectangular 32x22 de 3,5 milímetros de grosor: Cálculo del aire : 32 x 22 = 704 cm² Cálculo del volumen: (32 x 22) x 0,35 = 246,4 cm3 Cálculo del peso: [(32 x 22) x 0,35]x 2,8 = 689,92 gramos Para saber el peso de una cubierta el metro cuadrado, se debe saber cuántas pizarras serán colocadas por m². Esto depende de la pendiente de la cubierta, de la proyección horizontal y de la cubierta de pizarra (según la región geográfica). En cualquier caso, se deberá consultar la Guía de Instalación o pedir consejo a un instalador de pizarra. Para una pendiente de 45°, una proyección horizontal inferior a 11 metros y en la región 2, se cuenta con +/- 39 pizarras el metro cuadrado, es decir, para terminar el ejemplo: 689,92 x 39 = 26,9 kg/m². Atención, esto no incluye el peso de los ganchos, ni de los listones ni de la estructura de rastreles.

Mantenimiento

¿Se debe retirar de la cubierta el musgo que se forma con el tiempo?

El musgo mantiene una humedad que a veces penetra profundamente bajo las pizarras. Además este parásito que se extiende por la cubierta especialmente en las juntas de las pizarras no es muy estético. El musgo crece en las pendientes con sombra o poco expuestas a la luz solar. Sobre todo, si hay cerca árboles o una fuente de polvo permite la formación de un humus favorable para el desarrollo de raíces. Los líquenes tienen apariencia seca y se forman en medio de las pizarras. A menudo, se originan por los excrementos de aves en las zonas de la cubierta expuestas al sol. Se debe pedir al instalador destruir esta vegetación y, si es posible, impedir su nacimiento.

Limpieza

Para destruir el musgo se pueden pulverizar sobre la cubierta diferentes productos diluidos en agua. En la medida de lo posible, se optará por soluciones biodegradables. Algunos días después del tratamiento, es útil completar este trabajo mediante un barrido de la vegetación muerta o, si es posible, una limpieza con agua a presión. Pida consejo a su instalador de pizarra.