DURABILIDAD

Resistente y duradera. El gran reto arquitectónico en la actualidad se basa en crear diseños funcionales que respeten la estética del entorno, que se integren en el medio que los rodea y que permanezcan inalterables a lo largo de los años.

Las normativas de edificación obligan a centrarse en aspectos básicos de eficiencia energética y sostenibilidad. Las posibilidades que nos ofrece la pizarra natural son infinitas, facilitando la creación de espacios elegantes y funcionales.

Además, la pizarra natural ofrece numerosas ventajas a nivel económico, puesto que es un producto 100% sostenible y que tiene unos costes de mantenimiento prácticamente inexistentes.