edificio con cubierta de pizarra natural

Construir con piedra más allá del tiempo

13 December 2018
Enrique parra

Enrique Parra

Artículo perteneciente a la sección de corresponsales de CUPA PIZARRAS. 

Coordinación y edición de textos: Stepienybarno

Hay algo atemporal en la piedra. Su uso va más allá de toda época y lugar, es algo que nos hermana a la vez que nos diferencia en cada detalle. Quien construye con piedra pretende hacerlo más allá de su tiempo...

fachada edificio haut pays bigouden

El caso de la pizarra no es ninguna excepción. Asociada por muchos a una arquitectura vernácula, especialmente la ligada a la alta montaña, se trata de un material capaz de dar solución a las cuestiones de impermeabilización como pocos otros. Gracias a su fácil laminación (esquistosidad) podemos obtener piezas de muy poco espesor que mantienen todas las ventajas de la piedra, pero sin su gran inconveniente: el peso.

Así pues, la posibilidad de tener láminas de piedra ligera, capaces de impermeabilizar, es lo que ha hecho de la pizarra un material igualmente útil para su colocación en cubiertas como en fachadas. Sin más tratamiento que su propio corte, es en su puesta en obra donde reside la clave para la evacuación del agua, gracias a su bajo porcentaje de absorción, superponiendose pieza sobre pieza a favor de la escorrentía. Con este sencillo sistema, y una morfología rica en matices, se consigue desde una construcción tradicional a la más contemporánea.

Esta riqueza formal se reduce paradójicamente en lo que a su sistema de sujección se refiere, consiguiendo simplificar hasta solamente dos sus sistemas de anclaje. Estos sistemas responden, además de a un criterio estético, a las medidas de seguridad necesarias para la correcta sujeción de cada una de las piezas a su sistema portante:

  • Mediante Tornillos Autotaladrantes: quedando ocultos bajo la superposición de las diferentes piezas de pizarra, estos tornillos de acero inoxidable fijan cada pieza a un sistema de rastreles a modo de estructura auxiliar que se fija a un muro o cubierta portante.
  • Mediante Grapas Vistas: este sistema consiste en la colocación de una pieza de sujección con una doble función, por una parte servir de descanso de la lámina de pizarra superior mientras aprisiona la lámina inferior, consiguiendo con la sucesión piezas colocadas fijar todas ellas. Esta grapa, a su vez está anclada unida a una subestructura que se sustenta sobre un muro o cubierta portante.

detalles tecnicos cupaclad

Pero, es en los encuentros donde un sistema constructivo, y los materiales que lo componen, se ve obligado a sacar su máximo potencial. En el caso de las cubiertas, hablamos obviamente de las limas y en el de las fachadas de los huecos.

Para las juntas de un paramento acabado en pizarra recurriremos en la práctica totalidad de los casos a otro material, casi siempre alguna chapa metálica, que nos ayude a cerrar la cámara de aire que se crea por debajo de las piezas y colabore en la evacuación del agua. Estos elementos auxiliares deben ser planteados en las fases de diseño para una vez en obra conseguir remates de calidad y que sean coherentes al resto del proyecto.

Un ejemplo contemporáneo de todas estas cuestiones es el propuesto desde el estudio de arquitectura frances Brulé Architectes Associés para la ampliación del CCHPB en Puoldreuzic. Esta edificación dos materiales principales para la fachada: pizarra y madera. El diálogo establecido por ellos pone de manifiesto lo opuesto de sus características: peso frente ligereza o la sobriedad de los tonos grises de la pizarra frente la vividez de los matices de las vetas de madera.

communaute de communes du haut pays bigouden

La volumetría, que recupera la propuesta del edificio original, expande el uso más tradicional de la pizarra como elemento de cobertura de la cubierta para llevarlo también como material de acabado de fachada en la planta superior en parte del edificio, utilizándola de nuevo como contraste de la madera del resto de la fachada.

Es precisamente por la utilización del mismo material de acabado de ambas partes de la construcción por lo que se hace patente la necesidad de la creación de un sistema oculto de recogida de aguas, evitando la distorsión que supondría la colocación de uno de estos sistemas de manera externa. La única dificultad que entraña este sistema radica en la correcta puesta en obra del canalón oculto, especialmente en lo relativo a lo que a aislamiento se refiere, puesto que no puede interrumpir la continuidad del material aislante.

El caso de la solución para fachada pasa necesariamente en la adaptación del sistema a los huecos. Al tratarse de una fachada ventilada, como casi siempre sucederá para la utilización contemporánea de la pizarra como material de acabado en paramentos verticales, existen tres soluciones principalmente para la creación del hueco en el paño.

La primera sería simplemente obviar la colocación de las piezas, pero esto haría que nos viesen las tripas del sistema, por lo que no es muy común con este material; la segunda sería utilizar la propia pizarra para ejecutar las telares y jambas del hueco, lo que nos llevaría a tener que elaborar muchas piezas singulares; y por último, la más común, la colocación de una pieza marco que nos remate todos los planos del hueco, que es la que se ha utilizado en este caso.

ventanas y coronación cupaclad

En definitiva, el caso de la pizarra es el de un material que ha quedado al margen de las idas y venidas de las modas arquitectónicas, adaptada siempre a los sistemas constructivos de cada momento pero siempre irradiando la misma sensación de atemporalidad.